miércoles, 24 de agosto de 2016

Paco Roca: El juego lúgubre

Salvador Dalí en lugar de Drácula es un punto de partida original, reconozcámoslo.
Las referencias y la documentación son abundantes.
Pero hay algo en la trama que me sigue pareciendo demasiado inverosímil y que hace que no acabe de entrar en el juego...

Frank Cho y Gene Pak: The Totally Awesome Hulk TPB 1: Cho Time

Autores de raza oriental, un nuevo Hulk de esa raza, bla bla bla. Todo muy medido para conseguir titulares en los medios, me parece.
Lo bueno es que vuelve Gene Pak, quien dio grandes momentos al personaje, y con él viene Amadeus Cho, un personaje difícil de escribir pero al que él sabe sacarle jugo. Eso de que sea un adolescente que cuando se convierte en Hulk le puedan las hormonas me parece una buena premisa para que nos echemos unas risas. El tono ligero de las historias es algo que agradezco...
Cho es sensacional, como siempre, aunque me parezca siempre mejor en todo lo que no tiene que ver con superhéroes...

Álvaro Ortiz: Cenizas

Una de esas obras de las que te hablan bien pero que vas dejando pasar.
Oh, bueno. Nadie es perfecto.
No sé qué me ha gustado más, si las personalidades de los tres protagonistas, si los matones locos, si la estructura de la historia, si no ver al fallecido que provoca la reunión de los protas (a lo Kevin Costner en "Reencuentro"), si los insertos donde se cuentan curiosidades de la historia de la incineración de cadáveres...
Lo que menos lo tengo claro: el epílogo, porque estropea un final precioso, y el mono, que es excesivo.
Si me dicen que van a adaptarla al cine me lo creo, sin problemas.

Víctor de la Fuente y Víctor Mora: Sunday

Lo que decía unas entradas antes. Brindis por Víctor Mora y lectura de una de sus mejores obras, que dibujó maravillosamente Víctor de la Fuente. Me parece curioso ver a autores españoles de esos años contando historias de puro spaghetti western, con violaciones, villanos que no lo son tanto, malos que se salen con la suya y todo eso.
Y no puedo evitar pensar que es una lástima que los siguientes episodios, los dibujados por Ramón de la Fuente, sigan perdidos y que con la desaparición de Glénat/EDT no haya editores que quieran recuperar los grandes clásicos, cosas puntuales de Panini aparte.

Chris Visions y James Robinson: Scarlet Witch TPB 1: Witches' Road

El guión es de lo mejor que he leído de James Robinson en tiempo. Ha pasado, eso sí, del rollo mutante. Wanda es una bruja y punto. Como lo han sido sus antepasadas, y con el mismo nombre, en plan Hombre Enmascarado. Recupera algún villano olvidado, como el Hombre Toro y a mi querida Agatha Harkness. Pero, sobre todo, se centra en el precio que tiene usar magia y en la personalidad de Wanda.
Lo de sacarse como archienemigo de la protagonista al Brujo Esmeralda me parece un poco facilón, eso sí.
Y David Aja hace unas portadas sensacionales Pero estaría bien tener a un dibujante más o menos regular. Eso de tener cinco dibujantes para un tomo con cinco comic books es excesivo.

Francisco Ibáñez: Olé Mortadelo 91: En Alemania

Cuando un experto en Ibáñez como Carlos Areces dice que éste es uno de sus mejores álbumes y no lo he leído me puede la curiosidad.
Hombre, es divertido, pero tanto como uno de sus mejores álbumes...
Supongo que si controlas el país te hará más gracia, por los continuos chistes sobre los tópicos.

Quino: Ni arte ni parte

Un asco de autor.
El nivel de  los gags,  o del dibujo, o de la estructura es tan alto que hay poca cosa que decir...

George Perez y Gerry Conway: Marvel Masterworks : Avengers HC

La etapa de Gerry Conway fue visto y no visto, casi como su etapa de editor. Escribió algunos números entre las etapas de Steve Englehart y de Jim Shooter, mucho más interesantes en la historia de los Vengadores.
Además, el modo en que se apropió de la colección le provocó un enfrentamiento con Englehart que aún dura. Me ha hecho gracia, en plan prensa rosa, ver los textos de ambos en los prólogos de los Marvel Masterworks y cómo Englehart muestra su indignación y no quiere ni mencionar a Conway, mientras que ëste confiesa que lo gestionó fatal y se arrepiente de haber perdido la amistad de Englehart.
Conway también cuenta el caos de la Marvel de los años 70 y pone el ejemplo del continuo baile de autores que uno puede ver en este tomo. A Shooter lo vemos de guionista pero también de colorista y de dibujante (en el número de Super-Villain Team-Up que se incluye por ser parte de un crossover), por ejemplo. A mí esto me da lo mismo. La Marvel de los años 70 es la que más me gusta, probablemente. Y si un número lo hace John Buscema, otro Sal Buscema y otro George Tuska me parece perfecto.
Lo que me toca más las narices es que queden cabos sueltos en las historias. ¿Quién demonios resucitó la estatua del Caballero Negro?, por decir algo...
Pero entre tanto caos tenemos a un George Perez pletórico, potentísimo y la llegada del Hombre Maravilla, ese personaje cuya inesperada muerte tanto impresionó a George R.R.Martin. Y el número del ataque del Hombre Hormiga que sigue siendo divertidísimo.

Brocal Remohi: Tarzan: El barco de los dioses

Una historia de guión sin acreditar que sigue los patrones de las historias de Tarzan de los últimos tiempos de Novaro, pese a ser un producto de pura agencia.
Una trama sencilla, típica y tópica, pero que se deja leer con simpatía por el trabajo de Brocal Remohi, lleno de energía y vigor.

Bartolomé Seguí y Felipe Hernández Cava: 11-M: Once miradas

Cuando alguien a quien aprecio muere, no le rezo un padre nuestro o algo así, Brindo por él mientras ceno y, si es alguien relacionado con el arte, procuro ver/leer/escuchar algo suyo al poco tiempo.
Paco Camarasa murió hace pocas semanas y esto fue mi forma de homenajear a uno de los editores outsiders más personales y apasionados por el medio. Lo voy a echar un montón de menos.
La primera colaboración de Seguí y Hernández Cava fue en este álbum, si no me equivoco. Su historia es la que me parece más interesante con mucha diferencia, un ejercicio de moral sobre la culpabilidad y la inocencia francamente recomendable. De hecho, sola, es posiblemente una de las historietas cortas españolas que recomendaría a cualquiera que esté interesado en el medio.

Ryan Stegman y Charles Soule: Inhuman TPB 3: Lineage

Lo del inhumano que acabó convertido en puerta y de cómo todos los demás inhumanos pasaron de él es ingenioso. Soule debe de ser de la facción Byrne, de que Lockjaw es un inhumano, no un perro.
Y la forma de resucitar a Karnak es de lo más loco que he leído en superhéroes en tiempo, porque todo huele un poco a haberlo hecho por la cara y sin complejos.
El momento de Gorgon cantando sigue la línea.
Pero ahora ya me viene un nuevo crossover y me da una pereza que ya, ya.

Pepe Larraz y Charles Soule: Inhuman TPB 2: Axis

Esto de los crossovers forzadísimos debería estar castigado...
Pero la serie sigue siendo curiosa y la mezcla de personajes clásicos y nuevos resulta interesante.
Y Larraz hace una representación gráfica brutal y espectacular de lo tremendo que es el poder de Rayo Negro.

miércoles, 20 de julio de 2016

Víctor Ibáñez y Greg Pak: Storm TPB Vol 2: Bring the Thunder

Está bien pero es bastante peor que el primero.Demasiadas manos dibujando para tan pocos números. Y una trama con políticos corruptos, cyborgs, mutantes que controlan una especie de zombies más feos que hechos por encargo...
No sé qué pasó pero da la impresión de que iban a bailar un tango, les pusieron un pasodoble y lo salvaron como pudieron.
Pero, inisisto, está bien.
Aunque estaba mucho mejor el otro.

John Buscema y Stan Lee: The Silver Surfer 1

Me ha costado una pasta pero no me arrepiento.
Qué bonita la historia del origen del Vigilante de complemento.
Pero sobre todo qué preciosidad de origen.
Y, sí, entiendo que fracasase la colección. No tenía personajes secundarios, no había subtramas, no había romance, los primeros números eran más extensos y mucho más caros. Se prestaba poco a enganchar al lector ocasional.
Pero sigue siendo un cómic estupendo.
Podemos ponerle muchas pegas a  la Marvel clásica y a Stan Lee, pero aquí volaba solo (o sea, sin Kirby o Ditko) e hizo un tebeo maravilloso.
Y John Buscema ya podía echar pestes de los superhéroes pero le quedaban de miedo cuando tenía ganas.
Hablando de ganas, veo algunas escenas y me apetece volver a ver Vivir sin aliento...

Joe Madureira y Charles Soule: Inhuman TPB Vol 1: Genesis

Una agradable sorpresa. No acabo de entender este intento constante de Marvel por convertir en estrellas a unos personajes que nunca han acabado de funcionar. Y más ampliando a dos las colecciones. Por mucho que intenten ocupar el sitio de los 4F por la movidas de Marvel con la Fox...
Madureira y Steagman dan espectáculo. Pero lo de Charles Soule es un ejemplo de libro que alguien que ha asimilado lo mejor del mejor Claremont. Esos pequeños detalles que dan personalidad (escojo esta escena donde descubrimos, sin grandes sorpresas, la pasión de Gorgon por el heavy metal), esos diálogos, esas pequeñas subtramas, ese mezclar nuevos personajes con los clásicos para que ambos acaben brillando...
Ya tengo los siguientes en la pila de lecturas.

Mikel Janín y Jeff Lemire: Justice League Dark TPB Vol 2:

Mucho más ligero y divertido que el anterior. La llegada de Jeff Lemire, con John Constatine de jefe del grupo, supone un cambio de rumbo con más guiños a otros personajes del Universo DC, de Tim Hunter a Amethist, y un conjunto más centrado.
Lástima del crossover con el que se despidió Milligan. No me extraña el cambio... Y encima en el tomo sólo sacan las partes de esta colección... Qué cosa más ilegible...

martes, 12 de julio de 2016

Escobar: Pulgarcito 200

De regreso del viaje hice noche en Barcelona y pude darme un garbeo por el Mercado de San Antonio en Barcelona y saludar a unos cuantos amiguetes. Hay que ver lo que ha cambiado...
Me pillé algunas cosillas como unos cuantos Pulgarcitos antiguos.
Me encantan lo burros que eran. Eso de que el padre de Zipi y Zape ayude a un anciano a castigar a un nño arreándole un garrotazo me parece increíble.

Jason Masters y Warren Ellis: James Bond 007: Vargr HC

Warren Ellis lleva ya más de una década dedicado a proyectos propios con vistas a llevarlos al cine y a relanzar series de personajes ajenos que abandona tras seis números o así.
Aquí parece que aguanta un poco más. Supongo que por el personaje, ya que no es uno habitual del cómic...
La trama, el esquema, los lugares comunes son los de siempre. Una escena de acción precréditos, villanos con taras físicas, todo eso.
Pero Ellis juega con los elementos habituales, siendo fiel a ellos (Bond y sus ansias de elegancia que no le permiten usar un pistolera que le deforme el traje o negándose a coger un Fiat oxidado) o dándole algún giro (M ahora es negro, Moneypenny es la que le suelta frases insinuantes a Bond, Q recuerda a John Cleese, quien fue R en el cine). Y mantiene unos ciertos niveles de verosimilitud con algunos detalles, como evitar gadgets o crear problemas burocráticos.
Lástima que el dibujante sea más bien inexpresivo y que a veces resuelva algunas escenas de acción de forma bastante confusa.
La seguiré, claro.

Corrado Mastantuono: Dylan Dog: I collori dalla paura 46

No me he muerto. He estado de viaje.
Italia es diferente. Qué envidia me da ver que reeditan en un formato especial y muy económico algunas historias cortas de Dylan Dog a color, unos cómics que se venden junto a un periódico deportivo...
Esta historia tiene una trama normalita pero el dibujo, y con ese color, tiene un aspecto a lo Mike Mignola muy interesante.

martes, 28 de junio de 2016

Mikel Janín y Peter Milligan: Justice League Dark TPB Vol 1: In the Dark

No creáis que no leo, no. Pero estoy con un omnibus de material clásico de Marvel y sus más de ochocientas páginas de abundante texto no avanzan...
Por eso me he tomado un descanso con este tomo que tenía pendiente de no se cuándo y cuyos seis comic books se leen más rápido que dos de los contenidos en el omnibus.
Peter Milligan siempre me ha parecido un tío interesante, muy capaz a la hora de crear ambientes malsanos y escenas potentes pero también más perdido que un pulpo en un garaje a la hora de trabajar en plan mainstream con según qué personajes.
Y aquí lo demuestra de nuevo. Hay escenas memorables y me parece interesante cómo presenta a los protagonistas: Deadman es un salido, Madame Xanadu tiene cierta querencia por sustancias poco controladas legalmente, Shade tiene serios problemas de soledad... Pero la historia avanza a saltos, hay momentos en que no se acaba de entender qué está pasando o los motivos de algunas acciones de los personajes y acaba dando una sensación algo desconcertante, de que se te está escapando algo.
Mikel Janín-acompañado de un color estupendo, por cierto- me ha convencido sobre todo por unos ramalazos tanto en el uso de las formas de las viñetas como con el acabado, que me recuerdan a mi querida etapa de Bisette y compañía en la Cosa del Pantano...
Y a nivel continuidad o personajes tengo muchas dudas, por muy New52 que sea. Eso de que a Deadman lo vea hasta el tato o que ahora sea el noviete de Dove me dejan francamente sorprendido...

miércoles, 15 de junio de 2016

Gene Colan y Stan Lee: Marvel Masterworks 65 TPB: Iron Man 3

Se nota que Stan Lee iba cogiendo carrerilla. Las aventuras se alargan a tres números de Tales of Suspense, las subtramas van surgiendo, dando mayor solidez al conjunto... Incluso por primera vez hace eso tan comercial de empezar una historia en un número de una colección y acabarla en otra. Y me ha hecho mucha gracia comprobar que Lee se autoplagiaba. Eso del Duende Verde que descubre la identidad secreta de Spider-Man y que luego se olvida por un extraño accidente eléctrico ya lo hizo aquí antes con Happy Hogan.
Y llega mi admirado Gene Colan. Al principio con ese pseudónimo demencial de Adam Austin que no engañaba a nadie (el entintador Jack Abel sí que estuvo más tiempo con el nombre de "Gary Michaels"). Y con Colan llega su estilo más oscuro, más expresionista y algo más loco.
Me lo he pasado en grande con estos primeros enfrentamientos con el Hombre de Titanio o Último.
Una pena que dejasen de sacar los Marvel Masterworks en rústica. Tiene mucha gracia tener un tebeo de Marvel del que sólo se han editado 400 ejemplares...

miércoles, 8 de junio de 2016

Mandrafina y Carlos Trillo: La gran patraña

Una de las mejores obras de Carlos Trillo y eso es decir mucho. Su mezcla de género negro, realismo mágico, denuncia política es brillante. Los diálogos son deliciosos y el ir interrumpiendo la trama para meter a tres personajes comentando lo que sucede es ingenioso y funciona de maravilla.
No sé cuándo se decidió colorear esta obra, publicada originariamente en blanco y negro, pero, aunque Mandrafina sea un autor que es mucho más potente sin color, como Bernet, por ejemplo, le da un punto que funciona.
Porque esta obra es un bolero. Así la definía Trillo en su presentación en la revista Puertitas y es lo que me pareció ayer leyéndola, con sus homenajes directos o sutiles, de Armando Manzanero al clásico Bésame mucho, con sus pasiones arrebatadas, sus amores truncados, sus tragedias.
Y yo no me puedo imaginar un mundo de boleros en una ambientación tropical en blanco y negro.

Pau: La saga de Atlas y Axis 3

El inicio, con el asalto a la fortaleza, es épico como pocas cosas que haya visto en los últimos tiempos.
Y eso de meter ladridos en diferentes idiomas me parece divertidísimo.
Pero sobre todo con lo que me quedo es con la historia del lobo y con el color de Pau. Hay poca gente que controle tanto el color como él.

Jan y Francisco Pérez Navarro: Magos del Humor 175: Superlópez: El Supergrupo contra los Ejecutivos

Hombre, tiene sus momentos que funcionan, y me gusta ver de nuevo a la parodia de Thor, pero la historia está un tanto estirada, hay cosas muy inverosímiles, incluso para el mundo de Superlópez y compañía, y hay un tonillo panfletario, aunque coincida, que me chirría un poco...

martes, 7 de junio de 2016

John McCrea y Garth Ennis: The Demon TPB Vol 1: Hell's Hitman

Tras más de veinte años, releer (o leer, porque me faltaban un par de los primeros números) la etapa de Garth Ennis y John McCrea sigue siendo un disfrute. Es verdad que cierra tramas de la etapa de Alan Grant pero son capaces de llevarlo a su terreno con la creación de Hitman, un montón de escenas chocantes, docenas de juegos de palabras (no entiendo cómo se coló el chiste entre "Jeez"-Caramba o una expresión similar- y la fonéticamente similar "Jizz"-Semen-), rimas que insinúan un vocabulario florido...
Hasta se animan con recuperar al Tanque Embrujado en una maravillosa historia de guerra, que es lo que le gusta a Ennis realmente...
Pero lo que pensaba la mayoría del tiempo leyéndolo es lo mucho que ha de sufrir esta obra traducida, entre los mencionados juegos de palabras y las rimas del protagonista...

lunes, 6 de junio de 2016

Boucq y Jerome Charyn: Little Tulip

Una violenta historia en dos tiempos y que alterna dos géneros, el policiaco del Nueva York de 1970 con la investigación de un asesino en serie y el carcelario con un gulag soviético de la época de Stalin. Pero en realidad es un relato sobre la importancia del dibujo, con propiedades mágicas incluidas.
Me alegra el regreso de este equipo creativo.

Miguelanxo Prado: Presas fáciles

Cuando Miguelanxo Prado decía que iba a hacer un cómic sobre las preferentes, me esperaba una obra en la línea satírica de los Quotidanía o La mansión de los Pampín. Me sorprendió mucho saber que era una historia de género negro.
El género negro tiene una parte muy importante de crítica social, disfrazada de relato policiaco. Y éste empieza con una muerte, pasa a una serie de investigaciones y acaba con el retrato del daño que ha hecho la codicia de la banca a la sociedad.
Debo decir que los dos protagonistas, la "Jefa" y Sotillos, me han encantado. Me han recordado a los dos policías de Domingo Villar, por ambientación gallega y por lo interesante de su relación, aunque sean muy diferentes. Me encantaría leer más historias de estos dos personajes, aunque, conociendo lo poco que es de personajes fijos Prado, no cuento con ello.
Lo que no me extrañaría nada es que saltaran al cine o algo así, porque es de los cómics españoles más tentadoramente adaptables a otros medios que he visto en mucho tiempo.

Ruben Procopio y Jeff Parker: Batman'66 TPB Vol 1

Al tío que se le ocurrió hacer una serie de cómic basada en una serie de televisión basada en una serie de cómic le daría la enhorabuena antes de mandarlo a desintoxicación.
El resultado es simpático, atento a la continuidad y a los detalles característicos de la serie (Robin usando sus particulares exclamaciones o chocando el puño en su mano, unos diálogos que de tan en serio son hilarantes) y las historias son sencillas y amenas.
El nivel gráfico es algo irregular por el continuo baile de autores, pero el nivel es digno. Jonathan Case me ha divertido especialmente con un coloreado que homenajea el pop y el de los cómics de esos años, con puntitos y colores fuera de registro.
La lástima es que no tenga el cómic su tema musical ni que las onomatopeyas funcionen igual aquí  que en la serie...

domingo, 5 de junio de 2016

Will Eisner: The Will Eisner Color Treasury

Un tomo que recopiló trabajos de distribución muy limitada (el portafolio de Spirit o el titulado City), junto a un par de historias de Spirit, una coloreada por Eisner y otra de distribución rara, la llamada The Invader. El resto es principalmente las portadas de la edición de la Warren coloreadas por Eisner y no las versiones que conocemos (que fueron pintadas por Ken Kelly y otros).
Algo de este material acabó cayendo en el último Spirit Archives de DC pero sigue siendo un tomo interesante.

viernes, 3 de junio de 2016

Javier Olivares y Santiago García: Las Meninas

Pues sí, no me lo había leído. La verdad es que el tema no me interesaba nada.
Pero me lo pasé tan bien con los dos ¡García! que me dije que ya era hora de tacharla de las cosas pendientes.
Y sí, es una historia de Velázquez, más centrada en los puntos álgidos de su vida contados de formas diferentes que en un relato biográfico al uso, pero esos juegos narrativos, y gráficos, lo hacen muy interesante. Y no deja de ser curioso, como mínimo, ir mostrando la influencia del cuadro de Las Meninas en autores como Dalí, Picasso o Buero Vallejo.
Lo de hacer capítulos en estilos gráficos diferenciados, ayudado muchas veces por el color, funciona muy bien, la verdad. Aunque posiblemente la parte que más me ha gustado ha sido la del reencuentro con Ribera, con ese expresionismo y esa fuerza.


Jonathan Case: El New Deal

Ha sido un placer descubrir el trabajo de Jonathan Case. La historia empieza muy bien y acaba de manera algo forzada, pero cómo nos presenta a los protagonistas es una delicia.
Y gráficamente es una maravilla. Tremendamente elegante.

Paul Gulacy y Steven Grant: The Rook 1: Save Yourself

The Rook fue una revista de la Warren con protagonista fijo de corta vida que iba de viajes en el tiempo.
Ahora Dark Horse recupera el personaje.
Y, hombre, Steven Grant lo intenta. Y mete a los morlocks y H.G.Wells, la guerra de Troya o Sherlock Holmes pero todo es muy confuso y no engancha demasiado. Puede que con el tiempo todo llegue a encajar pero ahora mismo no puedo decir que me interese mucho seguir leyendo esta serie.
Y Gulacy no ayuda mucho. Sigue teniendo momentos muy potentes (el protagonista cayendo al agua mientras dispara a un dirigible) pero su estilo es cada vez más rígido, con una extraña tendencia a la deformidad, y con unos puntos cómicos muy extraños que dan la sensación de que Enrique Ventura le ha echado una mano para acabar el número...

jueves, 2 de junio de 2016

Aaron Lopestri: Legends of Tomorrow 3

Sigue siendo un tebeo raro en el formato pero muy divertido por lo que te da.
Lo de Sal y Pimienta investigando al extraterrestre, feísimo,  con el que casi se casó Wonder Woman en los años 60 es genial en su locura.
Firestorm y los Metal Men a buen ritmo.
Lo de Metamorpho tal ver fuera el que menos me hacía tilín pero en este número me ha dejado con ganas de más. Puede que fuera por la ambientación fantástica, y sus posibilidades, o puede que fuera por algunos golpes de acción o humor bien usados.

miércoles, 1 de junio de 2016

Sempé: Marcelín

Una obra, entre el cómic y el libro ilustrado, y que puede ser disfrutado por diversas edades, realizado por un tipo que me parece estupendo, el nunca suficientemente bien considerado por aquí Sempé, y que narra la amistad entre un niño que se sonroja casi constantemente y otro que estornuda sin parar.
Si me decís que lo encontráis ñoño, o sólo para amantes de películas tipo Amelie, lo entiendo, pero a mí me ha tenido con una sonrisa casi todo el tiempo.
La edición es preciosa pero el que haya escrito el lema de la banda que viene con el libro (El libro más bonito jamás escrito sobre la amistad) por mí se puede ir a escribir postales de cumpleaños o algo así...


Darwyn Cooke y Gilbert Hernandez: The Twilight Children TPB

Me hace mucha gracia ver un pueblo costero que recuerda tanto a Palomar y al que se le añaden elementos de película de ciencia ficción de los años sesenta, incluyendo unas bolas blancas que recuerdan a las de la serie de televisión El prisionero.
Y me gusta mucho el trabajo de Cooke, sobre todo porque usa un tipo de narrativa muy de Hernández, lo que provoca una sensación, gráfica, de ser muy de los dos autores.
Lo que no me convence, aparte del final, es la cantidad de elementos que quedan en el aire y no se entienden, no se explican. Porque una cosa es que no te lo den todo mascado, y pedir un esfuerzo al lector, y otras ser de forma algo gratuita críptico, perezoso o como lo queráis llamar.
Demasiados interrogantes sin resolver en esta historia...

martes, 31 de mayo de 2016

Mauro Entrialgo: Ángel Sefija: Sin cagarse en diez

Esto de los títulos con referencias a números está tomando unos tintes bastante delirantes.
Pero lo demás sigue siendo ingenioso, divertido o las dos cosas.

lunes, 30 de mayo de 2016

Javier Pina y John Ostrander: Suicide Squad: From the Ashes

A mí el Escuadrón Suicida que me gusta es la versión de John Ostrander. Con su Deadshot, su Capitán Boomerang, su Amanda Waller (como ella se define, "gorda, negra, cascarrabias y menopáusica" y no la de los últimos tiempos que parece que ha estado a dieta del cucurucho) y un montón de villanos de tercera regional que palman a la mínima.
Este tomo recoge una miniserie, dibujada por Javier Pina, donde Ostrander volvía a escribir las andanzas del Escuadrón en una historia contemporánea pero que tiene sus flashback, sus guiños al pasado y todo eso, lo que le permite usar al Capitán Boomerang original antes de su muerte. Y aprovechaba para resucitar a Rick Flag, el líder inicial del grupo, quien había muerto en una misión. Siempre sospeché que lo recuperaría pero no después de quince años...
Todas las intrigas, los detalles de las personalidades de tantos personajes, dan como un resultado un cómic de lo más resultón y entretenido. Qué pena que no hubiera más.

Paco Alcázar: La industria de los sueños 2: ¡Pura fórmula!

Nueva recopilación de las colaboraciones de Paco Alcázar para la revista Cinemanía.
Chistes cinéfilos, carcajadas garantizadas...

viernes, 27 de mayo de 2016

Carlos Giménez: Crisálida

Wow.
He sido bastante crítico con las últimas obras de Carlos Giménez. Me parecían que o no estaban bien estructuradas, o que estaban hinchadas, o que eran correctas pero sin más. Y uno de Giménez espera más porque uno sabe que puede dar más.
Y ahora nos da una de esas obras para recordar.
Es emotiva, es lúcida, es inteligente, es actual y es eterna.
No queráis saber mucho de ella, ni os leáis el prólogo. Saltad al cómic directamente.
Este juego de espejos protagonizado por el Tío Pablo y Raúl, dos alter egos del autor, le permiten hablar de la vejez, de la creación, de las relaciones amorosas, del dinero, de las adaptaciones del cómic al cine (divertidísimo), de los secretos que escondemos a los demás, de los buenos amigos...
Ojalá Giménez pueda seguir dándonos obras como ésta muchos años.

Jack Kirby: Kamandi 6

Si Charlton Heston en "El planeta de los simios" se iba con Nova, una mujer salvaje, a Kamandi en el número anterior se le acoplaba Flor. En pleno franquismo ver un personaje femenino con las tetas al fresco, por mucho que le metieran unas oportunas melenas, fue un shock para un servidor y compañeros de clase. Aparte de las connotaciones eróticas, Flor era un personaje dulce y encantador.
Así que me gustaría saber cómo era el sistema de trabajo de Jack Kirby, si improvisaba, si planeaba con cierta previsión, porque dejó conmocionados a sus lectores con el giro final de este número...

Jack Kirby: Kamandi 5

Este cómic fue, vía la edición mexicana de Novaro, fue lo primero de Kirby a color y sin remontar y le tengo un cariño enorme que no me deja ver los puntos flojos, si los tiene, que lo dudo, porque disfruto igual los números que me lei de niño que los que no me lei...
Tuftan es un personaje muy interesante, sí.
Pero lo que más me impactó de este número fue el modo en que se resuelve un conflicto bélico y la llegada de Flor...

Jack Kirby: Kamandi 4

Llega Tuftan, el príncipe tigre, un amigo leal en plena guerra entre tigres y gorilas.
Entretenidísimo y con un Kirby que no deja de ser cada vez más espectacular.
Y el guiño metalingüístico de Kamandi leyendo un viejo cómic del Demon de Kirby tiene mucha gracia.

jueves, 26 de mayo de 2016

Juan Díaz Canales: Como viaja el agua

Pues sí, Juan Díaz Canales se ha atado los machos para hacer una obra como autor completo. Que ya tocaba porque bien que sabe dibujar. Anda que no debe de haber montones de álbumes con Blacksads suyos por ahí...
Como guionista se acerca al género negro, en una ambientación notoriamente madrileña, pero sólo superficialmente. Porque el misterio es nulo y la cosa va más de nihilismo y de la sensación de vacío que nos ha dado a todos en algún momento mirándonos a un espejo.
Posiblemente, lo que más me ha gustado con diferencia son los diálogos. Rotundos, con ironía, frescos, en un cruce muy complicado entre la literatura y la verosimilitud, entre lo artificial y el costumbrismo.
Bueno, espero que la cosa no se quede en quitarse la espina de encima, de sacarse el sambenito de "guionista" y que dentro de un tiempo veamos más obras de Díaz Canales tanto como guionista como dibujante.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Darwyn Cooke: Talent Showcase 19

New Talent Showcase (perdería el "New" en los últimos números) fue una colección de la primera mitad de los años 80 donde DC dejaba que se fogueasen nuevos autores con nuevos personajes. Allí empezó Scott Hampton, por ejemplo.
Darwyn Cooke publicó en el último número una historia muda de género negro de cinco páginas. Creo que es lo único que publicó antes de su paso por la animación. No deja de ser curiosa ya que demuestra su capacidad narrativa y su querencia por este género. Y me hacen bastante gracia esos ramalazos de estilo "Alan Davis", la verdad.
El resto es bastante tremendo. Hay una cosa de unos superhéroes tejanos que es sencillamente mediocre, hay páginas de humor tirando a olvidables, pero también hay una historia sobre un escritor de novelas del oeste que tiene bastante gracia. El dibujo no es nada especial pero la trama me ha parecido ingeniosa. El guionista fue un tal Alan Rowlands, al que no tenía el gusto de conocer y  que después he visto que hizo tres números de Powerman and Iron Fist, y un par de complementos de personajes de Robert E.Howard antes de desaparecer del mapa...

martes, 24 de mayo de 2016

Jack Kirby: Kamandi 3

Igual Kirby se dio cuenta de lo mucho que Ben Boxer le quitaba protagonismo a Kamandi porque aquí los separa justo antes de que empiece el jaleo. Luego vuelven a ir de la mano pero creo que Kirby quería demostrar lo bien que se las apaña Kamandi solo.
Me lo sigo pasando de miedo con este plagio del Planeta de los Simios a lo grande.
Aunque me metan, no una sino dos, referencias bíblicas...

Max: El tríptico de los encantados (una pantomima bosquiana)

Un cómic de encargo para celebrar el aniversario de El Bosco y que Max resuelve con gracia y el elegante estilo sintético de sus últimos trabajos.
La mayor pega que le encuentro es que la mejor secuencia, la del desfile, recuerda inevitablemente a otra muy similar de Vapor. Me pregunto si es algo intencionado...

lunes, 23 de mayo de 2016

Jack Kirby: Kamandi 2

La verdad es que este número da la impresión de que el pobre Kamndi es un pobre comparsa de Ben Boxer.
Ben Boxer es el que tiene poderes, el que salva la situaciones, el que sabe qué pasa, el que tiene un minisubmarino, el que prepara las trampas, el que rescata a Kamandi cuando hay problemas...
¡¡Pero qué bueno que era en esta época Jack Kirby, por Dios!!!

domingo, 22 de mayo de 2016

Darwyn Cooke: Parker Book 4: Slayground

Cooke contaba en la entrevista que se publicó en el Parker: The Martini Edition que se moría de ganas de adaptar esta historia.
Y es que es realmente estupenda. Parker encerrado en un parque de atracciones cerrado y preparando trampas para sobrevivir al ataque de unos gangsters y policías corruptos. O sea, algo así como La jungla de cristal veinte años antes.
Se lee como un tiro. Trepidante. Se devora. Los adjetivos que queráis.
Y el grafismo de Darwyn Cooke, con su elegancia y simplicidad, es apabullante.
Qué pena me da ver al final un dibujo con el texto, a lo Bond, "Parker volverá en 2015".
No lo hizo.
Ni lo hará. No con Cooke, al menos.
Maldita parca.

Ventura y Nieto: Catódicos e integrados

Este tomo recoge diferentes parodias de series y programas de televisión desde finales de los años 70 hasta ya los años 90, la mayoría se publicaron en El Jueves y se recopilaropn en un tomo llamado Histerias indecentes de la tele pero no todos.
La pega es que al ser parodias de materiales muy concretos, si no conoces la referencia puedes ir algo perdido.Material algo coyuntural y todo eso.
Para salvar los muebles en este apartado, y para cuadrar las diferentes proporciones de páginas, están unos comentarios de Fausto Fernández, que no están mal, aunque alguna que otra gambada le he pillado (las temporadas que se han perdido de Los Vengadores no tenían a Mrs Peel como personaje, por ejemplo).
Pero estamos hablando de Ventura y Nieto, uno de los mejores equipos creativos humorísticos del cómic español, con un Ventura desatado, poseído por los espíritus de los mejores autores de la revista Mad, nombres como Jack Davis, Mort Drucker e incluso, en algún momento puntual, Don Martin; y un Nieto que enlaza situación surrealista tras situación surrealista, personajes absurdos y diálgos con juegos de palabras de lo más marciano.
Un placer, como siempre.

Darwyn Cooke: Parker Book 3: The Score

Parker y una grupo de delincuentes pero que es casi militar asaltan una ciudad. Lo de que los habitantes estén bajo toque de queda no lo acabo de entender, la verdad... Un tanto facilón por parte de Westlake para simplificar la cosa.
Pero no deja de ser muy divertido ver a Cooke con unos ramalazos caricaturescos muy inusuales en su carrera pero muy divertidos.
Por no decir lo de usar a autores conocidos como Steranko o Dave Johnson como referentes de algunos de los personajes.