jueves, 11 de mayo de 2017

Pedro Vera: Ortega y Pacheco Deluxe Volumen 1

La edición integral de Ortega y Pacheco era muy esperada por un servidor.
Hace años, hablando con un amigo crítico de cómics vi que teníamos opiniones contrapuestas en esta serie. Él no le veía la gracia, lo veía como una sucesión de chistes bastos y sin demasiado interés.
A mí me parecen estos dos gañanes hilarantes.Me arrancan auténticas carcajadas.
Aunque hay que reconocer que hay dos series realmente. Una es una adaptación de chistes populares más o menos clásicos.
La otra es mejor y la que más me interesa. Es una historia de justicieros donde OyP se dedican a putear, a vengarse de personas reales, algo disimuladas por temas legales, o, ya más raramente, de colectivos. Todo ello lleno de una sana mala leche de lo más punkie. Aquí es donde vemos a Aznar comer mierda, a Pedro Ruiz sodomizado por un gorila o a Corín Tellado desnucada por un pollazo de Lara, el planetoide.
Dicen que la primera edición ha volado y me alegra porque eso me hace suponer que el segundo no tardará demasiado.

martes, 2 de mayo de 2017

Charles Flanders: El Llanero Solitario 156

Este tebeo de Novaro, más viejo que yo pero que se conserva mejor, reedita unas tiras de prensa de Charles Flanders (y con guión posiblemente de Fran Striker). La cosa va de unos malos que intentan enfrentar al ejército con los indios por intereses personales. Como en Blueberry y cuarenta mil sitios más, vaya.
O sea, bastante del montón pero me gusta la rotulación, con el tipo de letra de la EC, y alguna traducción curiosa.
He elegido esta viñeta porque la había  visto antes y no sé dónde... Tal vez en "Mafalda"... Si la llega a dibujar Russ Heath, Roy Lichtenstein hace un cuadro.

miércoles, 12 de abril de 2017

Darío Adanti: Disparen al humorista

El ensayo no es algo que se prodigue mucho en el mundo del cómic.
Este es uno de esos ejemplos: un análisis del humor, de sus mecanismos, de su fuerza y del miedo que genera. Realizado por alguien que sabe mucho del tema y que se nota que ha reflexionado mucho sobre ello. Hay ideas interesantes, mucho, pero también ha habido momentos en que me perdía por completo.
Pero, en fin, no veo que se gane mucho usando las viñetas respecto a lo que se pudiera contar en un texto...

viernes, 7 de abril de 2017

Miguel Gallardo, Juan Mediavilla y Felipe Borrallo: Makoki integral

La edición de Glénat. Lo de integral, con lo de saltarse algunos episodios de la revista Makoki de La Cúpula es discutible.
Visto ahora me llama la atención, más que las evidentes influencias gráficas (con personajes de Segar, coches de Jacovitti, negras de Crumb y demás), más que los personalísimos diálogos (rellenos de algunas dolorosas faltas de ortografía, por cierto), es lo parecido que se ve esta obra a Torrente con un protagonista tarado y cutre, apoyado por un grupo de tarados peores, dispuestos todos a sacar tajada de lo que sea de forma ilegal mayormente, y lleno todo de comentarios sexistas y racistas en una atmósfera de comicidad pero que no esconde abundante violencia y consecuencias trágicas a algunos de los participantes.

sábado, 4 de marzo de 2017

André Juillard y Yves Sente: Blake y Mortimer 24: El testamento de William S.

Me hace gracia que ya haya tantos álbumes de la serie Blake y Mortimer hechos por Jacobs como pos sus sucesores (y eso que la segunda parte del Profesor Sato se le asigna a él cuando ya sabemos que buena parte la hizo Bob de Moor). Y de estos sucesores los más prolíficos han sido los autores de esta obra, que ya llevan siete. Igual por eso Juillard se suelta un poco más y deja ver con frecuencia su estilo "real", lo que no me parece mal.
La trama se nota documentadísima y tiene elementos muy interesantes, pero hay demasiados personajes, demasiados subargumentos, demasiada acción metida con calzador para animar tanto relato histórico de la vida y milagros de Shakespeare. Es decir, me ha gustado pero creo que necesitaba más espacio y esta historia hubiera funcionado mejor fuera de la serie de Blake y Mortimer...
Me ha hecho gracia ese trío sentimental sutil, dando una lectura adicional a los adultos...

Sergio Toppi y Decio Canzio: El Hombre del Nilo

La historia de El Álamo sudanés, Khartum, con Gordon asediado por El Mahdi de fondo de una sencilla historia de aventuras sin gran trascendencia pero hecha con una potencia gráfica de las que no se olvidan.
Qué bueno era Toppi, madre mía.

Hergé: Tintin: La estrella misteriosa

Es curioso leerlo ahora y ver cómo algunos elementos de la historia no acaban de funcionar, dando una cierta sensación de improvisación.
Pero sin ser nunca uno de mis álbumes favoritos mentiría si no dijera que me ha dejado una muy buena impresión tras tantos años sin leerlo.

viernes, 24 de febrero de 2017

Hergé: Tintin: El cangrejo de las pinzas de oro

Lo que más me gusta de este álbum es que llega Haddock, mi personaje favorito, y sus coloridos insultos. Aunque aquí aún beba más de la cuenta, delirium tremens incluido.
La historia es un tanto deslabazada, la verdad. Da una impresión de continua improvisación bastante seria. ¿Qué pasa con las monedas falsificadas del principio? Por decir algo.
Pero estéticamente me encantan esas viñetas páginas.
(Y sí, he estado bastante parado en lecturas. Ando ahora bastante más enganchado al cine y algo decepcionado del mundo del cómic).

jueves, 19 de enero de 2017

Will y Rossy: Tif et Tondu 5: Le retour de Choc

La segunda historia de Tif y Tondu contra Mr Choc me deja algo descolocado.
Qué bien nos engaña Rossy, el guionista (no quiero destripar por qué), y qué grande era Will, qué bien resuelve las escenas nocturnas...

Ramón de la Fuente: La vuelta al mundo en 80 días

Una correcta adaptación de la novela de Jules Verne, más interesante en el tema del dibujo, con cierto aire a Víctor de la Fuente en algunos momentos, que en el literario que es un poco árido...


jueves, 12 de enero de 2017

Morris y Goscinny: Lucky Luke: La corde du pendu et autres histoires

De Lucky Luke hay un montón de historias cortas que han ido publicándose de mala manera en revistas y álbumes. Creo que hay alguna que no se ha reeditado nunca, incluso.
Este tomo recopila historias de la etapa de Goscinny, que no habían aparecido en otros álbumes, más otras con diversos guionistas. Me ha sorprendido especialmente una donde el protagonista es un chino que pone orden en una ciudad de inmigrantes chinos y donde Lucky Luke sólo aparece en la primera página.
Pero las mejores siempre son las escritas por Goscinny, claro. Y si salen los Dalton, ya ni hablemos...

Rojas de la Cámara y Federico Amorós: Colosos del Cómic 1: 77-0 a la izquierda: La fórmula secreta

Me imagino que esto se debió de publicar en Jaimito a razón de dos páginas semanales antes de recopilarse en el primer número de esta colección de corta vida. Más que nada por el punto de continuará que se nota cada dos páginas.
El personaje tiene un aire a Anacleto un poco exagerado.
El guión es más bien caótico. Pura excusa para persecuciones y trastazos.
Pero qué gran dibujante.

Escobar: Olé 30: Carpanta: ¡Siempre a punto de comer!

Qué inocentes se ven todas estas historias de los sesenta o primeros años setenta... Qué alejadas de las primeras historias y su negrura, cuando el hambre era algo real en las familias.
Qué simples los gags.
Pero qué bonito gráficamente. Me ha divertido especialmente la historia donde Carpanta y varios personajes de Escobar van a ver al autor. Aunque el gag final acabe siendo de Zipi Y Zape. Se ve que no debía de tener la cabeza para el pobre Carpanta esa semana.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Hergé: Tintin: El cetro de Ottokar

Mi álbum favorito de Tintin.
Cuando Spielberg consiguió los derechos le pidió a Roman Polanski que dirigiera la adaptación de otro álbum pero Polanski quería hacer la de éste. Me hubiera encantado ver su versión porque el tono de conspiración política de la historia le va de perlas.
Y encima sale por primera vez Bianca Castafiore, mi segundo personaje favorito de la serie.

Hergé: Tintin: La isla negra

Se ve que entre las dos guerras mundiales hubo un boom de la falsificación de monedas, algo que Hergé aprovechó para esta aventura de Tintin.
Mucha acción, algo de comedia y Milú borracho.
Estupenda.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Hergé: Tintin: La oreja rota

Un álbum único con Tintin buscando una estatuita robada que otros desean y un final parecido al de la posterior El tesoro de Rackham el Rojo.
Pero lo que más me ha llamado la atención, aparte de ver a un Tintin borracho como una cuba o de verlo a punto de ser ajusticiado por la justicia por enésima vez, es la crítica feroz a las acciones de grandes empresas -petroleras o de comercio de armas, en este caso- en países subdesarrollados.

Hergé: Tintin: El loto azul

El final de la saga de los estupefacientes acaba en una China con presencia occidental y japonesa.
Hergé aprovecha para reírse de los tópicos, bastante macabros, asociados con China en esos años, lo que lo aleja de los primeros álbumes.
Creo que es de los que tienen un color más logrado. Una preciosidad.


Hergé: Tintin: Los cigarros del faraón

Hergé ya empieza a saber estructurar un guión con este álbum, primera parte del enfrentamiento de Tintin contra una red de tráfico de estupefacientes. Me encanta la secuencia de Tintin encontrando todos los egiptólogos muertos en sus ataúdes y algún guiño...
El personaje del sabio despistado Filemón Ciclón era un hallazgo. Ojalá lo hubiera usado más. Aunque Tornasol no deja de ser una variante.
Y Tintin, pese a ser bajito, demuestra sus dotes para repartir estopa en la escena de la celda y los tres carceleros...

jueves, 22 de diciembre de 2016

Jean Graton: Los hermanos Wood 4: ¡Coraje, Julie!

La serie de los hermanos Wood, ligada a la mucho más popular Michel Vaillant, no tuvo mucha vida, ocho álbumes de los que sólo cuatro se publicaron en España. De los hermanos, la que destacaba y era más interesante era Julie, la hermana corredora de motos.
Graton se pone a veces un poco pesadito con el rollo de documentación y hace que las tramas sean un poco tontas, puras carreras y poco más.
Pero en esta serie el personaje de Julie, con los problemas que se encuentra en el mundo del motor por ser mujer, hace que el resultado sea bastante entretenido.

François Craenhals y Georges Chaulet: Les 4 As 3: Les 4 As et la vache sacrée

Los 4 Ases vieron publicados algunos de sus primeros álbumes hace muchos años. Los disfruté bastante y quería completar la colección. Pero están a unos precios bastante absurdos, así que opté por una mucho más económica edición francesa.
Los cuatro protagonistas son puros arquetipos (el líder deportista, el tragón, el intelectual y, ejem, "la chica"), restos de su procedencia de novelas juveniles. Pero la trama es sencilla, terriblemente entretenida y llena de dinamismo, algo así como un Mad Max: Fury Road en plan línea clara, con los héroes y los villanos robándose unos a otros una vaca y persiguiéndose sin parar desde el principio hasta el final. Y algunos gags están realmente logrados.
Los originales de esta serie son baratos, o lo estaban la última vez que me interesé por ellos. Pero hay uno de este álbum que fue a subasta y que batió records. Normal, Tintin, dibujado por Hergé, aparecía en un par de viñetas.


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Carlos Garzon y John Warner: Flash Gordon 3

Aventuritas más o menos convencionales, nada memorable en el tema de argumento ni para lo bueno ni para lo malo.
Pero lo de Garzon que va fusilando a Al Williamson o a Alex Raymond sin ningún disimulo, es de verlo y no creerlo.


Gilbert Shelton: Obras Completas Shelton 2: Los fabulosos Freak Brothers: Odisea mejicana

Después de muchos años sin leer nada suyo, me daba cierto miedo encontrarme que el trabajo de Gilbert Shelton tan centrado en el movimiento hippy y la contracultura de una época muy concreta hubiese envejecido mal.
Y no.
Me he reído un montón con este trío de encantadores zumbados. Los mecanismos de la comedia siguen funcionando.



martes, 20 de diciembre de 2016

Goseki Kojima y Kazuo Koike: El Lobo Solitario y su cachorro 2

Empezamos a saber del pasado de los protagonistas.
El dibujo es maravilloso.
El guión está repleto de planteamientos morales poco ususales y que acompañan bien a este protagonista tan amoral.
O sea, que seguiremos.

Dino Attanasio y Henri Vernes: Bob Morane Integral 1

Unos valientes los de Norma por empezar a sacar estos integrales.
Primero, el personaje no es demasiado conocido en España. Sí, algunas de las novelas se publicaron a finales de los años 50 y Bruguera publicó material de la etapa que dibujó Vance, aparte del reboot que empezó a editar Norma no hace mucho.
Segundo, esta etapa inicial tiene unos dibujos realistas de Attanasio, quien siempre fue mucho mejor como dibujante humorístico, y que son tirando a rígidos e inexpresivos.
O sea, lo veo arriesgado. Pero confieso que espero que los números funcionen y sigan porque los guiones son divertidísimos, puro pulp en la estela de Doc Savage. Villanos con grandes bases secretas, dinosaurios, plantas carnívoras gigantes, civilizaciones ocultas, todo ello aparece en este primer tomo sin ninguna clase de remilgo.
Y este desparpajo no puede evitar conquistarme.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Hal Foster: Prince Valiant 1: 1937-1938

Estos dos primeros años del trabajo de Hal Foster en esta obra permiten ver cómo con rápidez pasó de unas primeras páginas algo vacilantes en cuanto a guión, por cuanto la presencia de elementos fantàsticos y monstruos era algo aún habitual y que lo que se narraba iba algo a trompicones, para pasar a una obra llena de épica y aventura, con habituales apuntes humorísticos repletos de ironía y un protagonista poco habitual en cuanto mata a montones de enemigos sin ninguna clase de remilgos o puede fracasar de forma trágica en algunas de sus tareas, lo que le da una humanidad alejada de la perfección de los héroes de esos años.
Y también permite ver que algunas de las viñetas  más recordadas del Príncipe Valiente, algunas de las más importantes de la historia del cómic, aparecieron en esos primeros años...

viernes, 16 de diciembre de 2016

Hergé: Tintin en América

Tintin va a por Al Capone tras sus aventuras en el Congo.
Y más secuencias y anécdotas con un montón de tópicos de los Estados Unidos: gangsters, policías corruptos, cowboys, indios, capitalismo e industrias salvajes...
Sigue habiendo algún detalle racial algo discutible desde una perspectiva actual, claro, pero no deja de ser algo menor frente a la crítica al trato que los norteamericanos dan a los indios.
A destacar algunos apuntes humorísticos sutiles y bastante malvados como el parte de noticias que se oye en una radio (150 galones de lejía achampañada han sido confiscados por la policía. El médico de la policía y 239  policías están en el hospital) o carteles de gente que busca sus gatos desaparecidos junto a una fábrica de salchichas.

Hergé: Tintin en el Congo

Los primeros álbumes de Tintin siempre me parecieron especialmente flojos de guión. Releídos ahora, me mantengo en la idea. No hay realmente una trama. Tintin va a un sitio exótico, le pasan una serie de peripecias y aventuritas sin apenas relación una con otra y al final se larga.
En éste, lo que me ha hecho más gracia es que el malo que intenta cargarse a Tintin todo el rato acaba siendo un sicario de ¡Al Capone! que intenta meter mano en el comercio de diamantes...
Hace unos años hubo peticiones de censurarlo por la representación racista de los negros. Yo no estoy a favor pero es evidente que se les muestra como cobardes, vagos, no demasiado espabilados, de personalidad infantil... Puro colonialismo, sentimiento de superioridad y mucho paternalismo.

Carlos Puerta y Pierre Veys: El Barón Rojo 3: Torreones y dragones

Pues fin de la historia.
Entre las pegas que le veo a la obra, vista en conjunto, pondría la escena final, resuelta un poco precipitadamente y que no acaba de dar una sensación de cierre (casi parece un continuará con el protagonista en una situación de peligro), y que no haya habido más momentos del Barón Rojo con su avión de dicho color, que no aparece hasta avanzado este álbum.
Entre los aciertos, un premisa con elementos fantásticos que la alejan de una biografía tradicional y las maravillosas secuencias de combates aéreos, de las mejores que he visto en cómic.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Mitacq y Jean-Michel Charlier: La Patrouille des Castors 5: La bouteille à la mer

Este álbum es un buen ejemplo para ver el grado de improvisación, con lo bueno que puede tener de frescura y lo malo de caos, en el trabajo de Charlier, a quien en alguna ocasión se le editó algún álbum con el título cambiado respecto a la serialización en revista porque se daban cuenta de que no encajaba mucho con la historia o, como en un famoso caso de esta serie, no se entendía el título hasta la última viñeta donde se explicaba de una forma bastante patillera.
Bueno, os voy a contar bastante del álbum. Destripes a cascoporro. Tampoco pasa nada. ¡De aquí a que lo leáis no os vais a acordar, probablemente!
La historia empieza con que los cinco scouts se encuentran un mensaje en un botella en el mar donde se explica en qué apartado punto de la costa de Groenlandia está un famoso científico y sus compañeros que han naufragado allí. Después de que las autoridades envíen un avión y no vean nada, tres de los cinco chavales se enrolan de grumetes en un barco ballenero para poder investigar in situ, gracias a la ayuda de miembros de otros países de los scouts. Esta primera parte es curiosa y llena de detalles de documentación.
La segunda parte es aún más demencial. El científico y sus compañeros han sido capturados por un país a lo soviético y los han metido a trabajar en unas instalaciones. Los castores deciden liberarlos y se preparan para sacarlos.
Y aquí, alguien debió de decir Oye, que son unos críos, no James Bond, que son los castores, no Buck Danny o Michel Tanguy.
Resultado final, que a los científicos los tiene que rescatar un miembro adulto de los scouts presentado en última instancia, mientras los protagonistas se quedan en la tienda rezando.
Un montón de disparates.
¡Muy entretenidos, eso sí!

martes, 13 de diciembre de 2016

Mitacq y Jean-Michel Charlier: La Patrouille des Castors 1: Le mystère de Grosbois

El primer álbum es bastante infantil y muy previsible desde el punto de vista argumental. Se nota que no habían previsto bien que seis personajes protagonistas eran demasiados por lo que Lapin desaparece tras esta historia, supongo que por su parecido físico a Poulain, el líder, y su nula personalidad. Y a Faucon, Halcón, no se le deja posibilidad de destacar y hasta se le llama Geai, Grajo, al principio, antes de ponerle su nombre definitivo, lo que da una buena idea de la improvisación o las prisas con que se iba haciendo este álbum.
Gráficamente aún está en periodo de rodaje. Pero se nota que el dibujante estaba metido en el mundo de los boy scouts y le da una sensación de verosimilitud indiscutible que se manifiesta en detalles como raspar la corteza de la madera húmeda para hacer fuego, por ejemplo.
Hay bastantes pegas, sí.
Aún así me ha hecho pasar un rato estupendo.


viernes, 9 de diciembre de 2016

Julie Rocheleau y Olivier Bocquet: La cólera de Fantomas 3: A tumba abierta

Final de la historia, un final algo cojo, porque deja algún interrogante abierto, y que huele a poder seguir si los autores o el público quiere.
Me quedo con la persecución del "tanque" por París.De las escenas de acción más interesantes que he visto en tiempo.


jueves, 8 de diciembre de 2016

El Cubri: El Hombre Invisible

Un bonito recopilatorio de las tiras que hicieron para el periódico El País Felipe Hernández Cava y Pedro Arjona, bajo la firma conjunta de El Cubri.Hombre, aunque canta un poco que no tenían tanto material y muchas veces en lugar de dos tiras por página hay una.
Las historias de este hombre invisible calvo que trabaja en un circo son ingeniosas y representativas de su época (La movida, los primeros años del PSOE en el gobierno), aunque no especialmente divertidas. Leídas seguidas ganan mucho. Las recordaba del periódico bastante peores, la verdad.
Una bonita sorpresa.

Chumy Chumez: El libro de cabecera de Chumy Chumez

El más negro y el más bestia de los humoristas gráficos de su generación.
A veces más reflexivo, a veces más bruto, yo me quedo con los trabajos más salvajes, los que tratan de suicidas, maridos que apalizan a sus mujeres o los que tratan de huérfanos vietnamitas por lo impactantes que resultan vistos ahora.

Julie Rocheleau y Olivier Bocquet: La cólera de Fantomas 2: Todo el oro de París

Fantomas sigue matando con alegría, robando lo que le da la gana, los buenos son unos torpes que sólo acumulan derrotas y chapuzas...
Una bonita recreación del pulp de principios del Siglo XX llena de cariño por el personaje, la temática y la época.
Me encanta la aparición de Mèlies y Feuillade, el director de las primeras películas de Fantomas, y los diálogos de la criada cabreada.

Sento: Vencedor y vencido

Y el final, con la estancia en una cárcel republicana del protagonista y la victoria de los golpistas.
Me sigue cautivando cómo transmite la sensación de esos tiempo, la confusión, el miedo, la brutalidad.
Tan metido me dejó que acabé soñando con la Guerra Civil toda la noche...
Un cómic espléndido.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Edouard Aidans y Greg: Bernard Prince 16: La Dynamitera

Una editorial rara, Edicions Blanc, editó en 1992 este álbum de Bernard Prince, el primero dibujado por Aidans tras las etapas de Dany y Hermann. Aidans, siempre junto a Greg, claro, haría otro ya para Dargaud más tarde y que se ha ido reeditando desde entonces.
Con éste no ha pasado lo mismo y no se ha reeditado de momento, así que para completar la colección he tenido que trastear por internet un ratito... No creo que sea porque haya algún pecho femenino por ahí, me imagino que debe ser más tema de materiales...
Tiene gracia ver lo calavera que es Barney mientras el trío a lo Capitán Trueno del cómic belga se mete en una clásica intriga sudamericana con revolución contra una dictadura bananera como punto de partida.
No es uno de los mejores álbumes, claro, pero no deja de ser un entretenimiento de lo más correcto.

J.Bone y James Robinson: The Saviors TPB

A finales del 2013 y principios de 2014, apareció una serie de corta vida en Image. Sólo cinco números. Y eso que los autores eran de lo más interesante y la temática-invasores extraterrestres infiltrados entre nosotros desde hace tiempo a lo The Invaders, la serie clásica de televisión, o Están vivos, la película de John Carpenter-estaba bien llevada, aunque uno sospeche que se hizo teniendo un ojo muy puesto en posibles ventas de derechos para cine o televisión.
Ahora ha salido por fin un recopilatorio de toda la serie, incluyendo una historia corta para un tomo de ayuda al Comic Book Legal Defense Fund y he podido disfrutar de la inventiva de James Robinson, de sus giros a los lugares comunes del subgénero y de sus ideas desquiciadas y maravillosas, como la importante influencia de la marihuana en la lucha contra los invasores.
Y no quiero olvidar el trabajo de J. Bone, que mezcla su tradicional estilo a lo animación,-y que recuerda mucho sus entintados sobre el desaparecido Darwyn Cooke-con un dignísimo espectaculo kirbyano (los extraterrestres se pueden transformar en monstruos de tipos y tamaños muy diversos). Puntos extras por la progresión de color, que empieza en blanco y negro con grises en los dos primeros, con bitono rojo en la parte que transcurre en México y con bitono azul para la escena del mar, acabando con color al final.
Qué rabia que no hubiera más.

martes, 6 de diciembre de 2016

Camille Jourdy: Juliette: Los fantasmas regresan en primavera

Adoro Rosalie Blum de Camille Jourdy. Su estructura narrativa me parece ingeniosa y muy conseguida. Así que me tiré de cabeza por este grueso tomo de lectura abundante, ya que la autora parece que tiene horror vacui y lo llena todo de detalles, textos, viñetas, por lo que hay para pasar un buen rato.
Temáticamente nos movemos en un mundo muy similar al de Rosalie Blum, una pequeña ciudad francesa, personajes solitarios y con mucha tristeza interior acumulada, secretos de familia que acaban causando problemas y dolor a gente cercana... Lo que parece muy deprimente aunque haya también momentos divertidos, tiernos y alegres.
Me imagino, aunque no lo he visto por ninguna parte, que este tomo es el primero de una serie por el título y porque el final deja algunos elementos en el aire, y uno no sabe si así es como acaba o si es sólo un intermedio hasta un próximo tomo. Porque si acaba así quedará muy realista pero también un tanto vacío.
De todos modos, una opción muy a tener en cuenta si uno quiere leer algo que te emocione.

Lauzier: Un certain malaise

El primer álbum que publicó Lauzier es una recopilación de trabajos cortos de historieta y de chistes varios. De las historietas me encantan la de una pareja de pijos que cuentan su experiencia entre una tribu africana donde han ido para encontrarse con lo auténtico ("ahora ya casi no intentan sodomizarme", dice él) y la de Dios intentando convencer a Jesús para que deje que lo crucifiquen.
Entre los chistes hay de todo, desde los que atacan a los ejecutivos o a los progres hasta los que tratan sobre sexo y orgías, y que huelen a material hecho para "revistas para hombres".
La crítica es constante e inmisericorde. Todos reciben. Y el humor es oscila entre lo burro y lo inteligente.
Y casi siempre es imposible en la actualidad.
Una delicia.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Miki Montlló y Sylvain Runberg: Warship Jolly Roger 3: Venganza

La trama va avanzando aunque tal vez algo lentamente en este episodio tras el tremendo final del anterior.
Pero el dibujo es cada vez más espectacular, ayudado por un color mucho más vivo que en los dos tomos anteriores.

Alfonso López: El solar

Estraperlo y tranvía de Alfons López me parece uno de los mejores álbumes de los últimos diez años. Y también uno de los más olvidados. Puede que porque fuera un nuevo álbum de la Familia Ulises y no hay grandes fans de esos personajes, no lo sé. Pero López conseguía contar una historia siendo fiel a la esencia de los Ulises, puro costumbrismo, manteniendo la característica crítica social de su autor y añadiendo de paso guiños a muchos otros personajes del tebeo español de esos años. Un triple salto mortal, vaya, de los que o sales por la puerta grande o te estampas. Fue de los primeros.
Tiempo después me comentó que quería hacer un nuevo álbum en esa línea, con Carpanta y Petra de protagonistas, pero que Ediciones B no estaba interesada aunque no le ponía pegas a que lo moviera en otras editoriales.
No supe nada más hasta este álbum, protagonizado por Pepe Gazuza, un recién liberado prisionero del franquismo, y Petro, una criada algo tartamuda que llega a servir a la ciudad. López cambia los nombres pero no intenta disimular el aspecto en lo más mínimo, siendo a efectos prácticos, una historia de Carpanta y Petra. Y con varias apariciones estelares, de los Zipi y Zape a la Familia Ulises pasando por Jaimito.
Algo de humor y de drama, sí, pero sobre todo lo que hay es costumbrismo del bueno: el hambre, los cortes de electricidad, las cartillas de racionamiento, la marginación de los perdedores, los falangistas, los toreros, la radio y el parte...
Y algo de aventura mediante una intriga con un científico nazi.
Otro triple salto mortal conseguido. Ojalá haya más.
Porque espero que los de Ediciones B no vengan a tocar las narices, a lo Moulinsart, como con el libro del centenario del TBO...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Hergé: Tintin en el país de los soviets

Lo recordaba bastante tremendo. Y sí.
Muy tosco, tanto en el trazo como en el contenido panfletario como en el nivel de los gags que no pasan del trompazo constante.
Pero sí que se aprecian algunos detalles, en la forma de narrar o en elementos del argumento, que luego se desarrollarían mucho mejor con los años.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Juan Padrón y Mauricio Vicent: Crónicas de La Habana

Hace un montón de años vi por televisión Vampiros en La Habana, una película que me encantó y que he visto varias veces después. Así que leer un cómic dibujado por su director era una tentación demasiado grande para mí. El dibujo funciona estupendamente, recordando mucho a Quino en varias ocasiones (como cuando dibuja niños; luego lei que Juan Padrón había trabajado en los dibujos animados de Mafalda), y transmitiendo muy bien la Cuba de los años 80.
El guión, basado en la experiencia personal y los recuerdos de Mauricio Vicent, tiene partes de crónica, de reportaje periodístico, y algunas más narrativas. Se le nota cierta tendencia a tirar para lo primero y cierta rigidez en lo último pero como lo que cuenta no deja de tener interés no seré yo quien se queje, aunque también se pueda decir que hay un montón de tópicos, inevitables, en lo que cuenta .

martes, 29 de noviembre de 2016

Tibet y André-Paul Duchâteau: Intégrale Ric Hochet 5

Los guiones son cada vez más sólidos, incluso más oscuros. Los elementos fantásticos (que nunca llegan a serlo del todo) y de serie negra (como en el tercer álbum aquí incluido, que trata sobre el alcalde y el cuerpo de gendarmes de un pueblo totalmente corruptos) van quitando espacio a los enigmas de la novela policial clásica, aunque siga habiendo algo de ello.
Muy divertido el cameo de Hergé en el primer álbum y muy ingeniosa la trama del cuerto, un relato que empieza protagonizado por el padre de Ric Hochet en 1938 investigando un caso y que engancha con una continuación del mismo en la actualidad.
Seguiremos, claro...

domingo, 27 de noviembre de 2016

Hiromu Arakawa: Fullmetal Alchemist 1

La mezcla de steampunk con elementos mágicos crea un mundo con muchas posibilidades. Los personajes son trágicos y atractivos.
Pero lo que más me gusta es cómo mezcla el autor elementos aventureros y humorísticos, de elctura agradable, creando una zona confortable para el lector, y luego le mete a traición en una tragedia que te deja con el corazón encogido.

Raúl y Felipe Hernández Cava: Contra

Me asombra la capacidad de cambiar de estilo gráfico del dibujante, de la línea clara más tradicional a un dibujo más realista sin olvidar algunos abstractos o expresionistas, pero también me molesta esta preocupación por el continente y no por el contenido. Y es que algunas de las historias son puras excusas para experimentos formales o narrativos (estos últimos bastante desafortunados por lo confuso, como las variaciones de la historia Tatanka), lo que hacen que la lectura de este grueso tomo sea en su mayor parte un absoluto aburrimiento y que me quede una tremenda sensación de pretenciosidad de los autores, Cava incluido aunque sea el único que consigue que la lectura me interese algo en alguna de las historias.


viernes, 25 de noviembre de 2016

Juan Luis Landa y Raule: Arthus Trivium 1: Los ángeles de Nostradamus

Nostradamus y sus tres ayudantes enfrentados a amenazas terrenales y de  la otra clase. Entretenidísima. Aventura, elementos históricos, fantasía, humor (me encanta Dante)...
A ver si no tarda en salir por aquí el segundo.
El dibujo estupendo pero creo que hubiera disfrutado más si la leyese en blanco y negro que con ese color tan uniforme...

Steve Ditko y Stan Lee: Marvel Masterworks 1: Spider-Man 1

La espectacular exposición del Casal Solleric de Steve Ditko hizo que me entrara el gusanillo de releerme las historias del primer Spider-Man, aunque me las sé de memoria prácticamente...
Dicen que en las películas de Alfred Hitchcock, Cary Grant era el hombre que Hitch quería ser mientras que James Stewart era el que realmente era. Es un poco discutible pero sí creo que algo parecido pasaba con el resto de héroes Marvel, que eran los ideales a los que uno podía aspirar ser (ricos, brillantes profesionalmente), y Spider-Man . Entre los lectores Spider-Man conseguía ese efecto de empatía por edad, por el tipo de problemas económicos, laborales o sentimentales (no había pasta, el jefe era un cabrón, los compañeros de clase lo miraban raro y las chicas no le hacían caso).
Con Romita ya sería otra cosa, estupenda, pero donde se perdería ese factor de rareza que está presente en estos primeros números.

jueves, 24 de noviembre de 2016

David Rubín y Marcos Prior: Gran Hotel Abismo

Howard Chaykin decía que su American Century era como si Steve Canyon fuera de izquierdas.
Este álbum me daba la impresión de ser algo así pero con el Dark Knight de Frank Miller.
Y la obra empieza en este plan, con un mundo de mierda muy parecido al nuestro (o mejor dicho, el nuestro lígeramente maquillado) y donde un enmascarado se pone a dar leña a los antidisturbios y a poner bombas al Parlamento en plan V. Y empieza muy bien.Engancha.
Pero luego me ha perdido. Posiblemente porque la estructura en capítulos y con un protagonismo variable e indefinido se presta a que te desenganche, a que hay partes que no sabes a santo de qué vienen, otras que no acabo de entender qué pasa...
Me quedo con el trabajo de Rubín, posiblemente el mejor hasta la fecha, lleno de fuerza y jugando con inteligencia con un montón de recursos gráficos y narrativos, con los numerosos juegos referenciales ( de El Eternauta a Oldboy), con la representación de ese mundo opresivo, pero sigo pensando que los trabajos de Rubín que me han parecido más satisfactorios siempre han sido escritos por él.